Huyendo

Ella camina entre los sueños de alguien
Y no se ven, y no se aman.

Ella surge en las esquinas como traída hasta él
Por un azar que tiene algo de desgracia.

Y no mira, y camina, y él de espaldas la adivina y no lo sabe,
La recuerda junto a él estando cerca.

Él besa sus párpados a distancia
Y ella sólo corre cuando lo descubre
Y no sabe que lo arrastra con su estela de oro
Por siempre, y es su pena, y es su vida.

Porque ella se despierta y camina, como siempre,
Y no mira cuando cruza las esquinas,
Nunca mira cuando cruza las esquinas.
.

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: