La Tarde

El sol duerme en las palmas de tus manos
atardece mientras me duermo a tus pies
¿qué otro paraíso superará esta dicha?

Por el cuenco de tu espalda
la brisa dibuja murmullos
y sólo deseo ser el brillo de tu pelo
que escribe versos en el aire.

Gracias, Seba.

Anuncios

3 comentarios

  1. Hay que lindo….
    Me gsutaria una tarde como esa…

  2. me hizo recordar algunos atardeceres en el río Mina Clavero, con el sol durmiendose en las montañas y arropandose con nubes. Son mis pequeñas dichas de solitaria.

  3. dice “miNetras”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: