Un niño hecho de barro

La mujer construye en su mente una pequeña figura. El hombre la descubre y la rompe.

Estaba hecha de barro y era un niño que la mujer creó de la nada. Pequeño ser sin rostro y sin apellido, hijo de una madrepadre que no necesita más que de sí.

La mujer lava el barro de sus manos con lágrimas amargas. Era suyo y hoy no es nada.

Un día el hombre caminará lento y dirá: estoy viejo, quiero un pedazo de mí que ande cuando yo muera, para no morir nunca, nunca ser polvo bajo los pies de otro. Y buscará a la mujer y le dirá de esta manera:

-¡Eh, mujer! hagamos un hombre pequeño que me dé la vida.

La mujer sin levantar la cabeza ni despegar las manos de la tierra cantará, ya sin parar:

Niño mío, has crecido
en el vientre de la tierra
fuiste mío y mi vestido
tus cenizas guarda frescas.

La mano del hombre se abrirá entonces, y reventará en la cara de la mujer. Hombre en el suelo, roto por su propio golpe, hombre viejo de barro, roto como su niño.

-¡Mi niño!- ha de decir la mujer, y besará la tierra.

Anuncios

Una respuesta

  1. Mi querido Amaliovilla y que grata sorpresa!! descubrí que tu verdadero nombre es nada menos que Sergio!!, pensé que te llamabas Amalio y que Villa era tu apellido 😉 jeje

    Me sorprende que me comentes con el enlace de este blog, ya que siempre lo haces desde el otro!, tendré que repartir para los dos entonces a partir de ahora…

    Muchos besitos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: