Telecomunicaciones

Aboguemos por un día sin teléfono.

Y que vuelvan los chiflidos, los gritos, las manos y pañuelos revoloteando en el aire frío de las veredas, en las ventanillas de los colectivos, en los balcones de las casas.

Irreconocibles, los nuevos códigos generarán confusión, cabeceadas, equívocos que con suerte terminarán en peleas callejeras, enconos mortales y parejas disparejas unidas por el azar de un “éh!” equivocado, de un “chist” a destiempo, mientras vemos caer aviones por la ventana e índices inflacionarios por la tv.

.

Publicado como comentario a “No le debo nada a entel“, leído en Seré sillones.

Anuncios

2 comentarios

  1. Justo ayer me acordaba de la magia que tiene escribir un carta…hace tanto que no escribo una, que no recuerdo cuando fue la última. Y con los teléfonos pasa lo mismo… con tanto sms, olvidé como suenan las voces del otro lado…

    BEsos.-

  2. Cuando te falte remitente:
    Congreso 1898, San Miguel de Tucumán, C.P. 4000

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: