Dos de copas (o tres)

Para C.A.

La interminable noche que empieza
desbordando el rojo círculo de las copas
partiendo el mazo de las horas, repartiendo
las postas del mapa invisible que nos guía
por senderos llenos de estatuas,
por oscuros puentes
por los filos de los precipicios
y los surcos de las espaldas.

La interminable noche que dura días
los tensos intervalos de la vigilia
el mal reparto de actores, y la escena
que se extiende allí donde vayamos.

Lo interminable de la noche, el cielo rojo
que no ves, tus ojos rojos
el llanto inútil que me crece
al final de tu pelo
con las manos en las bocas, que giran
y la luna, que desaparece.

Interminable noche llena de días, de ahoras
de crueles soles y blandos suelos
interminable y cruel la noche, inevitable
donde vos y yo (los tres) nos encontramos.

Anuncios

3 comentarios

  1. Muy afortunada la dueña de tan exquisitos versos.
    Me encantan los juegos de palabras, las analogías con el juego de cartas, casi puedo sentir esa noche y vivirla.
    Espero más actualizaciones!!!

  2. buena poesía!

    s-AL-udos,

    Charls.

  3. Vaya que sí, Lina, es la mujer más afortunada que conozco, quitando el detalle de tenerme de amigo, su vida es una novela.

    Saludos Charls! casi casi el otro día, eh? ya nos encontraremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: