Seductor ineficaz

A mi hermana.

Buscando la sal de unos trémulos labios
que queman la boca y fabrican olvido
procedo ingnorando los consejos sabios,
lanzado a la noche con gesto atrevido.

Ladrón de mujeres, varón desgraciado
que tiene a Narciso y Don Juan por hermanos
ansío esta noche el botín más preciado:
cinturas y bustos, espaldas y manos.

Pero cansa y aburre al fin la rutina
y el juego a la larga resulta empañado
¿mas qué veo ahí, belleza asesina?

me dejo llevar y termino engañado,
persiguiendo el brillo de unas luces fatuas,
robándole besos a inertes estatuas…

Anuncios

6 comentarios

  1. me gusta y lo sabes, sos un fatuo! jaja, es que la queria usar!

  2. “A mi hermana.”

    Degenerado.

  3. aguante el incessssto loco!!!!!!!!!!!!!!

  4. Los consejos nos parecen sabios cuando ya nos hemos metido en la tormenta, estimado amigo… Pero tal vez, en ocasiones, no existan seductores ineficaces, sino estatuas quebradas por dentro, que desesperadamente buscan que su esplendor no sea fatuo…

  5. serás el amante de las estatuas?

  6. Hoy me dieron una pista muy buena:
    “A los hermanos no se los toca, pero se los desea…”
    No voy a dar mi opinión, porque voy a tientas y solitaria en el laberinto fraternal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: